Dinamarca

22 11 2007


LA NAVIDAD EN DINAMARCA

galeria.jpg

En ocasión de la Navidad, los daneses esperan con gran expectación una “Navidad blanca”, esto es, una Navidad llena de nieve, lo cual rara vez ocurre. La temperatura en esa época del año varía mucho y pueden registrarse 10 grados con sol, lo cual constituye un espectáculo muy bello pues las calles no tienen nieve y se puede caminar y disfrutar alegremente del ambiente festivo de la Navidad.

Encendido el abeto gigante
En la Plaza del Ayuntamiento de Copenhague, el 1 de diciembre, a las cinco de la tarde, se encienden las luces que adornan el inmenso abeto que engalana el centro de la ciudad durante la celebración de las fiestas. Muchas familias aprovechan la ocasión para acudir con sus hijos al alumbrado y cantar las primeras canciones navideñas mientras toman un vaso de glögg, muy adecuado para combatir las bajas temperaturas danesas. Se trata de un vino aderezado con especias que también sirve de acompañamiento a los buñuelos de Navidad. El mejor se puede tomar en Hviids Vinstue, inaugurado en 1723, donde permanece ocho días macerando con diversas especias antes de ser mezclado con otras bebidas, como ron o coñac.

NAVIDAD

El primero de diciembre es el primer día del mes navideño y todos los niños empiezan a abrir su calendario de Navidad. El calendario tiene 24 ventanillas, una para cada día. Algunos calendarios tienen unos dibujos, atrás de las ventanillas, otros chocolates, y otros están hechos en tejido y se les cuelga unos regalitos encima. Ese mismo día, los niños empiezan también a mirar un programa especial para niños en la televisión, con un nuevo episodio cada día. También hay un programa para adultos.

Durante este mes utilizamos muchas velas, tenemos una guirnalda navideña, con cuatro velas, y encendemos una vela cada domingo, empezando cuatro semanas antes de Navidad, para saber exactamente cuantos días faltan. Las calles están decoradas con árboles, luces y corazones blancos. También decoramos el interior de las casas y comemos muchos dulces navideños, y tomamos una bebida especial, que se llama “glögg” (vino tinto caliente, puede ser con un poco de brandy, especias, pasas y almendras). También comemos “pedazos de manzana”, aunque en realidad no contiene manzanas. Es una pasta que ponemos a freír en una olla especial, y se la sirve con confitura y azúcar.

El día 13 de diciembre tiene lugar la procesión de Santa Lucía en escuelas, hospitales, residencias de mayores y otras instituciones. La procesión se compone de una niña vestida de blanca que lleva en la cabeza una corona de abeto con velas y una doble fila de niños y niñas también vestidos de blanco, con una vela en la mano. Se apagan todas las luces y se encienden las velas y la procesión va pasando por el lugar mientras los niños cantan la canción de Santa Lucía. Santa Lucía es el santo de la luz en la iglesia católica. La tradición proviene de Suecia y se introdujo en Dinamarca después de la Segunda Guerra Mundial.

Otra acostumbre prenavideña es la de escribir una carta a nuestros familiares y amigos, deseándoles feliz Navidad, y también pasamos mucho tiempo en busca de regalos para la familia. En el mes de diciembre muchas empresas invitan a sus empleados a una cena navideña, para disfrutar la Navidad en compañía de los colegas. Normalmente hay una gran variedad de platos, y se toma una cerveza o cóctel especial por Navidad.

NOCHEBUENA

Cuando se ha cesado la cena se encienden las velas del árbol de Navidad y la familia da vueltas alrededor de éste cogidos de la mano y cantando villancicos. Después se abren todos los regalos y se toma café y dulces.
El día de Navidad es también típico celebrarlo en familia con una buena comida.

NOCHE VIEJA

A diferencia de la Navidad, que la mayoría pasa en familia, el Año Nuevo se celebra con los amigos. La Nochevieja está enmarcada por dos importantes retransmisiones de radio y televisión, el discurso de Año Nuevo que pronuncia la Reina a las seis de la tarde y las campanadas de medianoche del reloj del Ayuntamiento de Copenhague, que marcan el comienzo del nuevo año. El discurso real se ha convertido prácticamente en un punto de encuentro nacional desde que en su primera edición, durante la ocupación alemana en 1942, el Rey exhortó a su pueblo a permanecer unido.Muchos daneses festejan la ocasión con comida especial, y a las doce de la noche hay champán y pastel de almendras. El nuevo año comienza con fuegos artificiales después de medianoche; el estruendo es increíble y se lanzan cohetes, etc. que iluminan el cielo nocturno con todos los colores posibles.

En muchos lugares el menú tradicional de Nochevieja consiste en bacalao cocido, el llamado bacalao de Año Nuevo, o puré de berzas y lomo de cerdo ahumado. Ambos platos se caracterizan por ser menos grasos que las calóricas comidas de Navidad.

Las diversiones tradicionalmente ligadas a un momento de tránsito como el comienzo de un nuevo año han desaparecido casi por completo a medida que se han ido perdiendo las estrechas relaciones con los vecinos. El último vestigio de los disfraces vinculados a algunas de ellas lo encontramos en los gorros que, unidos a globos y serpentinas, componen los tradicionales adornos de Nochevieja.

En Dinamarca, el motor de la solidaridad es un sello. Un sello navideño cuyo dibujo está elaborado por un artista famoso cada año y que la gente compra para enviarlo a miembros de su familia o a amigos. Los beneficios que se sacan de la venta de sellos se dedican a obras benéficas. El dinero obtenido gracias a los sellos puede también permitir la construcción de hogares para los niños.

6 DE ENERO DÍA DE REYES
El Día de Reyes se suprimió como día de fiesta oficial en 1770. Sin embargo, la noche anterior –la Noche de Reyes–, el 5 de enero, continúa celebrándose en algunos hogares encendiendo una vela especial de Reyes, una vela de tres llamas que produce una pequeña explosión cuando se consume, de manera que el momento en que las luces se extinguen por sí mismas simboliza el final de la Navidad. En algunos lugares de Dinamarca, muy pocos, esa noche se sigue celebrando con una procesión de gentes disfrazadas que van de casa en casa.

COSTUMBRES

DECORACIÓN

Dentro de las innumerables y muy variadas opciones para la decoración de la Navidad, destaca la “vela calendario” que indica los días del 1o. al 24 de diciembre. Diariamente se quema un pedazo de vela que simboliza la ansiedad con la que los daneses esperan la llegada de la mayor fiesta del año.

Según la tradición danesa, a los niños sólo se les permite ver el árbol después de la cena de Navidad. Las costumbres han cambiado un poco y hoy en dia los niños y los jóvenes decoran su propio árbol. Una semana antes, las familias danesas realizan un paseo por el bosque más próximo en busca del anhelado pino que tan bien caracteriza la Navidad danesa. Este debe ser de preferencia tan alto que la estrella colocada en la punta alcance el techo.

2.jpg

ADORNOS


La Navidad imprime su sello a todo el mes de diciembre. La mayoría de las ciudades adornan las calles del centro con guirnaldas de abeto y luces. En plazas y jardines se colocan árboles de Navidad iluminados, una costumbre que se remonta a 1914, año en que se iluminó el primer árbol en la plaza del Ayuntamiento de Copenhague. En los últimos años también se ha extendido el hábito de adornar otro tipo de árboles y objetos con iluminación.

La mayoría de los hogares daneses participan en la cuenta atrás que termina en Nochebuena encendiendo, por un lado, la vela-calendario todos los días y, por otro, la corona de Adviento los últimos cuatro domingos que preceden a la Navidad. La tradición danesa de la vela-calendario nació en 1935 con la idea de que cada uno la hiciera con sus hijos, aunque desde 1942 se fabrican de manera industrial. La corona de Adviento se extendió definitivamente cuando en 1946 se convirtió en el motivo central del sello especial de Navidad. Con sus cuatro velas conmemora los cuatro domingos del Adviento eclesiástico, que es el nuevo año de la Iglesia. El año litúrgico comienza el primer domingo de Adviento, uno de los siete días entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre. Además de con la vela-calendario los pequeños cuentan con varios calendarios de Adviento más, que pueden tener desde ventanitas que se van abriendo día a día hasta veinticuatro paquetitos.

Otro de los preparativos de Navidad consiste en hacer una serie de galletitas y distintos tipos de dulces relacionados con estas fiestas. El pan de especias es el más antiguo de todos ellos.

caca.jpg

COMIDA

La cena de Navidad es generalmente servida entre las 6 y las 7 de la noche y el menú consta de puerco asado con la piel bien dorada, pato, repollo rojo y papas muy pequeñas que después de cocidas son pasadas en una especie de agua con azúcar y mantequilla, y todo esto servido con un buen vino. Tampoco puede fallar el “glögg”, que es un delicioso ponche caliente compuesto de vino tinto, pasa seca, almendra y manzana picada, clavo y canela. Una sobremesa tradicional es un arroz dulce con canela preparada con bastante leche y a la cual se le añade crema y almendras picadas, se le coloca una almendra entera y la persona que la encuentra ganará un mazapán en forma de puerco como premio. Todo esto va acompañado por una salsa de cerezas naturales.

La celebración de las comidas navideñas es también algo muy tradicional en Dinamarca y se celebran tanto con familiares como con compañeros de trabajo. En estas comidas se suele preparar un buffet de platos fríos y calientes como por ejemplo arenques, salmón, gambas, albóndigas, asado de cerdo, paté caliente con champiñones y bacon, quesos y dulces navideños. La comida se acompaña con cerveza y “snaps” (aguardiente danés). Cada fábrica de cerveza en Dinamarca produce en Navidad su particular cerveza de Navidad con nombres como “X-mas”, “Cerveza de nieve”, etc.

Un tradicional salmon local, un tradicional pato y un tradicional postre de Navidad.

Comida muy rica en calorias, pero hay que considerar que es pleno invierno, lo cual es una buena excusa para comer y comer sin demasiados escrupulos. Las dietas empiezan siempre en enero…

Receta de arroz (postre de Navidad)

Se debe conseguir arroz tailandés (que se pega). Se hierve en agua o en agua con leche (sin sal), hasta que todo quede bien cocido. Aparte, hacer crema batida y mezclar con el arroz. Una vez hecha la mezcla, se mete almendra picada y 1 sola almendra(quien la encuentre obtiene un premio). Hacer salsa de ciruela, la cual se pone encima del arroz.

 

vecerex.jpg

CADENAS DE TELEVISIÓN

tipico.gif

Los duendes televisivos
Cada cadena de televisión emite para los niños una serie de 24 capítulos sobre los «Nisser» desde el día 1 hasta el 24 de diciembre. Estos duendes viven en los altillos de las casas y se alimentan de arroz con leche. Hacen toda clase de travesuras para impedir que se celebre la Navidad, pero nunca lo consiguen.

PROCESIÓN DE SANTA LUCIA

Cada 13 de diciembre, las niñas se visten con unos vestidos blancos y portan velas en sus manos y sobre una corona que llevan en el pelo como símbolo de paz. En casi todas las localidades se celebran procesiones en honor a la santa. La de Copenhague comienza en la estación central y termina en la Plaza Real.

velas.gif

 

luciabarn.jpg

LAS VELAS DE ADVIENTO

El primer domingo de diciembre se enciende una de las cuatro velas que forman el «adventskrans» y se deja arder durante 15 minutos. Hasta que llega el día de Navidad se va quemando una vela cada domingo. Cuando llega el cuarto domingo se prenden las cuatro velas a la vez y se dejan consumir totalmente.

DINAMARCA REUNIÓN DE AMIGOS

En la Navidad los daneses beben jugo de fruta mezclado con vino tinto, pasas y especies. En cuanto a la decoración, el árbol de Navidad lo arreglan con cestos de papel trenzado en forma de corazón, así mismo, le ponen objetos de madera pintados con vivos colores. En la parte más alta del árbol colocan una gran estrella de Navidad, que se alimenta de la luz de las velas.

Por último, los daneses ponen en sus casas una corona de Navidad, que lleva cuatro velas. Este hecho es la disculpa perfecta para invitar a los amigos a casa para compartir con ellos de un momento inolvidable.



LEYENDAS

Aunque no se habla de una relación directa entre la religión católica y el uso del árbol de Navidad en el mes de diciembre, el arreglo es una práctica tan común como el pesebre, la misa de Gallo, Santa Claus y el día de Reyes Magos.

No existe un registro detallado que certifique sobre el primer uso del árbol de Navidad, para festejar el nacimiento de Jesús. Pero se menciona que en el año 200 d.C. ya se presentaba el uso de árboles en la celebración de la Navidad.
Aunque no dejan de ser conjeturas, para el siglo VI, el papa Gregorio I recomendaba tolerancia a los miembros de la jerarquía eclesiástica hacia las manifestaciones populares que por su festejo y creencia bien podían tener una interpretación pagana.

La leyenda del abeto es tan vieja como el cultivo del mismo árbol. Fue en el siglo VIII, en la antigua Germania, cuando un monje inglés, llamado Winfrid, taló en una nochebuena, un roble que era utilizado en las festividades paganas para ofrecer vidas en sacrificio. En ese mismo lugar brotó milagrosamente un abeto y por eso su especie se tomó como emblema del cristianismo.

Para los bretones (grupo celta de Bretaña), el árbol de Navidad fue descubierto por Persifal, caballero de la mesa redonda del rey Arturo, mientras buscaba el Santo Grial o cáliz de la Última Cena de Jesús. La leyenda cuenta que el caballero vio un árbol lleno de luces brillantes, que se movían como estrellas. El escritor alemán Goethe, en su libro Werther, también hizo alusión a un frondoso arbusto lleno de caramelos y figuras religiosas.

El antecedente más cercano a nuestra tradición parece remontarse a la Alemania de los primeros años del siglo XVII. En 1605, un árbol fue decorado para ambientar el frío de la Navidad, costumbre que se difundió rápidamente por todo el mundo. El árbol de Navidad llegó a Finlandia en el año de 1800; en Inglaterra en 1829, y fue el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, quien ordenó adornar el castillo de Windsor con un árbol navideño en 1841.

La tradición del abeto decorado, salió de Inglaterra directo a Estados Unidos, en tiempos de la colonización. Se le atribuye a August Imgard, un hombre de Ohio, quien instaló el primer árbol navideño, en 1847. De ahí en adelante, la cultura norteamericana ha sido abanderada en materia de decoración navideña. Árboles cuyas dimensiones, abarcan la atención en parques, centros comerciales, tiendas, calles y hogares. Sintético, natural, seco, fresco, blanco o verde; lo que importa es que se sigue adornado cada año.

La Corona de Navidad.

La corona de adviento es originaría de Alemania y es un símbolo tradicional que se ha difundido por todo el mundo. La corona representa el ruego o el clamor hacia el dios sol, por regresar con su luz y calor en los días de invierno. Por eso, los cristianos al ver en Jesucristo el origen de la vida y la luz espiritual, asumieron el símbolo de la corona, para comunicar, expresar y vivir su fe en torno a la persona del Mesías.

 

¿Qué es y qué se debe rezar en torno a la Corona de Adviento? La Corona sabemos, es un círculo de follaje verde, que nos acostumbramos a decorar de diferente forma. Como tal, no tiene ni principio ni fin, lo que hace recordar la eternidad de Dios y nos hace pensar en los miles de años de espera en el Hijo de Dios después de Adán hasta el nacimiento y, actualmente, en la segunda venida de cristo que estamos esperando. El follaje verde puede ser de abeto, pino o de algún otro material artificial. El verde siempre está relacionado con la esperanza de la vida; muchos le dan el significado de un tiempo especial de crecimiento espiritual y de gracia santificante. Las cuatro velas significan, cada una, una semana de adviento, es decir, simbolizan el tiempo de penitencia. La Corona debe llevar tres velas moradas y una color rosa preferiblemente, cuyo color denota alegría – gozo. Por lo tanto, se coloca la Corona en el centro de la mesa del comedor con las cuatro velas, esto simboliza la santidad de la familia y lo sagrado del hogar. Cada domingo de adviento se enciende una vela junto con una oración. El encendido gradual es el símbolo del anuncio del Mesías a través de los siglos.


corona-de-adviento.jpg

ANTES Y AHORA

En aquel tiempo no se celebraba la Navidad como los daneses la celebran hoy en día, aunque muchas costumbres y tradiciones han sobrevivido. Entonces la Navidad era principalmente un acontecimiento religioso. Hoy en día lo sigue siendo para mucha gente, aunque también tiene otras connotaciones. Es un importante acontecimiento familiar, así como una ocasión para reunirse con los buenos amigos. Además, es un suceso comercial donde los establecimientos venden todo tipo de cosas para la celebración de la Navidad. A la inmensa mayoría de los daneses les encantan estas fiestas y no pueden evitar ser cautivados por la expectación y el especial ambiente navideñas.

LA NAVIDAD DANESA EN TIEMPOS PASADOS

La Navidad y su celebración en Dinamarca tiene mucha historia. Incluso antes del nacimiento de Cristo se conocía el concepto de “navidad” en los países nórdicos y algunas de las costumbres de esa fiesta pagana han continuado hasta nuestros tiempos, como la abundante cena de Navidad, entre otras cosas.

En la Edad Media, después de la cristianización de los daneses, las tradiciones católicas se mezclaron con las antiguas tradiciones nórdicas, particularmente en las ciudades, y se adoptó la costumbre de las velas. Se regalaban velas, comida y dinero a los pobres por caridad, y hoy en día todavía nos referimos a la Navidad como la fiesta de las luces.

En el campo poco cambió. Se creía que durante las fiestas de Navidad reinaban poderes mágicos que había que aprovechar o evitar. Por ejemplo, se dejaba pan en la mesa durante las fiestas para luego esparcirlo en primavera antes de sembrar, con el fin de asegurarse una buena cosecha.

Después de la Reforma en 1536 (cuando Dinamarca se convirtió al protestantismo luterano), la Iglesia intentó deshacerse de las antiguas costumbres – tanto paganas como católicas. Pero la gente no se desprendía fácilmente de sus viejas tradiciones, aunque algunos cambios sí sucedieron a lo largo de los siguientes dos siglos. La Navidad seguía siendo la festividad más importante y durante el mes de diciembre se llevaban a cabo todos los preparativos. En el campo se hacía la matanza del cerdo, tartas y pastas, cerveza y velas. También se efectuaba una limpieza general de la casa, y finalmente la familia se tomaba el baño de Navidad. Además, en Navidad la gente se preocupaba un poco más por los animales y la servidumbre. Se les daba un poco más de comer a los animales y a la servidumbre se le servía también algo más de comida como por ejemplo los buñuelos de manzana “æbleskiver” que todavía hoy en día se toman en Dinamarca en Navidad acompañados de “gløgg”, una bebida caliente compuesto por vino tinto, un poquito de aguardiente (“snaps”), muchas especias, pasas y trozos de almendra. Poco a poco se fueron introduciendo otras costumbres como el árbol de navidad una tradición importada de Alemania. En Dinamarca se decoraba con figuritas de papel echas por la familia, cucuruchos llenos de pastas y dulces, manzanas rojas y banderitas danesas. También se introdujeron los crismas y los regalos y el duende de navidad.

El duende de Navidad solía ser un hombre anciano muy pequeño con barba blanca, vestido de gris con gorro y calcetines rojos y zuecos. Según la tradición convenía llevarse bien con él, porque si no te haría toda clase de bribonadas. Por eso la gente le dejaba arroz con leche, que era su comida favorita, en el desván. Hoy en día los duendes de Navidad tienen mucha familia, y como antes viven cientos de años.

A principios del Siglo XX se introduce la figura de Papá Noel, un concepto importado de los Estados Unidos. De Inglaterra vinieron el muérdago y el acebo, y después de la Segunda Guerra Mundial se empezó con los calendarios de Navidad, la corona de Adviento, la procesión de Santa Lucía, y así fue como la Navidad tal como la conocemos hoy fue tomando forma.

LA NAVIDAD DANESA HOY
En Dinamarca, la Navidad empieza con el Adviento que significa “llegada”. Se refiere a la llegada de Cristo y en sus inicios también significaba tiempo de cuaresma y penitencia como preparación a la fiesta de Cristo, la Navidad. El cuarto domingo antes de la Nochebuena – el primer domingo de Adviento – se prepara una corona de abeto y se le ponen cuatro velas y cintas rojas o violetas de seda. Se enciende una de las velas. El siguiente domingo se encienden dos, el tercero tres y el cuarto las cuatro velas.El día 1 de diciembre es el primer día de las fiestas de Navidad y se empieza a abrir el calendario de Navidad. Todos los niños tienen uno y existe una gran variedad. Algunos son de papel y esconden o un dibujo o un bombón detrás de cada una de sus 24 ventanillas. Otros consisten en 24 regalos pequeños dispuestos de todas las maneras imaginables. Una tradición ineludible es el Calendario de los Países en Vías de Desarrollo que se compra en los bancos y en las oficinas de correos, y cuya recaudación va destinada a un país en vías de desarrollo.

Otra tradición es el calendario de la televisión para los niños. Es un cuento relacionado con la Navidad que consta de 24 capítulos.

También tenemos una vela calendario marcada con las fechas del 1 al 24 de diciembre. Cada día se enciende hasta gastarse la parte que corresponde a la fecha del día, y así hasta la Nochebuena.

Existe también la tradición de enviar crismas a familiares y amigos, y de comprar el sello navideño que se pega junto al sello oficial. Este sello navideño es diseñado por un artista conocido todos los años (en 1970 el artista fue la actual Reina Margarita) y los beneficios de su venta se destinan a obras benéficas, como “Julemærkehjemmene”, hogares infantiles financiados en parte por la recaudación de la venta de los sellos navideños.

COMIDAS DE NAVIDAD Y REUNIONES

Para la mayor parte de los daneses la Navidad es un tiempo para pasar en familia, pero otra característica del mes de Navidad, como se suele llamar a diciembre, son los diferentes tipos de reuniones que se organizan; la más generalizada es la comida anual de Navidad, que desde los años cuarenta se celebra en la mayoría de los lugares de trabajo. Se trata de un clásico almuerzo danés que, sin embargo, en tal ocasión se compone sobre todo de platos típicos daneses que, en cierta medida, tienen sus raíces en antiguos platos regionales. La comida de Navidad se acompaña con cerveza y aguardiente o vino. Por Navidad las industrias cerveceras fabrican distintos tipos de cerveza más fuerte de lo habitual. En las comidas de Navidad, donde a menudo se consume mucho alcohol, es tradicional soltarse un poco y, sin correr el menor riesgo, traspasar algunos de los límites cotidianos, tanto en lo que se refiere a jerarquías sociales como a convencionalismos.

20cenanavidadtenentia.jpg

CADA LUGAR DE DINAMARCA EN NAVIDAD

Las tan esperadas fechas de las Navidades llegan a Copenhague con todo su esplendor. La capital danesa viste sus mejores galas e invita a todos sus visitantes a vivir una experiencia verdaderamente navideña. Todas las calles del centro son iluminadas por luces artificiales, abre una larga lista de mercados navideños de la ciudad y se decoran sus restaurantes, bares y cafés particularmente para este gran acontecimiento.

Una escapada a Copenhague en las navidades significa poder vivir una experiencia realmente única, ya que estas fiestas son las más esperadas por todos los daneses. Por lo tanto, desde mediados de noviembre la ciudad se transforma en la capital de la Navidad para encandilar, tanto a todos sus visitantes como a sus propios habitantes.Entre la multitud de ofertas para pasarlo bien durante las Navidades en Copenhague, quizás el sitio que más destaca es el famoso parque de atracciones Tívoli, que viste a todos sus preciosos jardines de sus mejores galas en estas fiestas tan esperadas. El 16 de noviembre enciende la impresionante iluminación navideña, que con miles de bombillas añade un toque especial al ambiente navideño. La mayoría de las atracciones reabren para esta temporada junto a un pequeño pueblo navideño donde puedes ir a visitar al propio Papa Noel y sus ayudantes gnomos. Para las personas más deportistas, se puede patinar sobre hielo en el lago del Tívoli. Dentro de este antiguo parque de atracciones se pone un mercado navideño realmente impresionante y cada año más de un millón de personas vive estas experiencias mágicas.

Las Navidades también llegan a Nyhavn, famoso por sus canales y pintorescos barcos y casas. A partir del día 17 de noviembre y hasta el día 23 de diciembre todo este barrio promete gozar de un ambiente extremadamente acogedor debido en gran parte a su mercado navideño. Aparte de disfrutar del ambiento de Navidad, puedes aprovechar la ocasión para degustar la típica comida que caracteriza las navidades en Dinamarca, la cual se vende en la larga lista de tiendas y casetas a lo largo de los canales. Entre otras especialidades, una recomendación es probar los dulces buñuelos daneses y la tradicional bebida glögg, un tipo de vino tinto caliente con nueces y pasas, que sabe incluso mejor si hay nieve durante los fríos días de las Navidades.
A sólo dos pasos de Nyhavn ya podrás aprovechar la siguiente curiosidad navideña que ofrece Copenhague, ya que para distraerse de las compras o simplemente para disfrutar del tiempo de ocio se abren nada más y nada menos que cinco pistas de patinaje al aire libre distribuidas por toda la ciudad. Una de estas se sitúa en la vecina plaza de Kongens Nytorv, justo al lado del Ballet Real y que con sus miles de luces crean esas sensaciones de navidad tan particulares de un país nórdico. De forma totalmente gratuita se puede probar el arte del patinaje junto a los residentes de Copenhague.

Para las personas que quieren hacer regalos especiales a sus seres queridos, Copenhague ofrece múltiples posibilidades. Atravesando el centro de la ciudad se encuentra Strøget, la calle peatonal más larga del Norte de Europa, llena de tiendas para satisfacer todos los gustos. Dar un paseo por esta calle durante las navidades se convierte en una verdadera experiencia y las tiendas lucen su mejor decoración para las fiestas.

Después de hacer tantas compras suele entrar sed y qué mejor manera de satisfacer esta necesidad que disfrutar de una verdadera tradición danesa – la cerveza navideña. Cada fábrica de cerveza del país elabora su propio tipo de cerveza navideña, cada una de forma verdaderamente artesanal. En esta ocasión cabe destacar, que el día 18 de noviembre nada menos que 10 fábricas de cerveza ofrecen muestras gratis en el animado barrio junto a las canales de Nyhavn.

Para una experiencia alternativa, visita el mercado navideño del barrio hippie de Christiania. Aquí encontrarás maravillosos regalos en el mismo estilo particular que caracteriza toda la ciudad libre que se encuentra en pleno corazón de Copenhague. Puedes encontrar cada tipo de artesanía hecha por los propios habitantes del barrio, velas y joyas hechas a mano junto con música y comida navideña con su particular toque alternativo. Para más información entra en el sitio Web www.christiania.org.

Al final de una jornada llena de experiencias, las calles de Copenhague se encuentran bañadas de una iluminación impresionante que, junto con la decoración navideña, convierte un simple paseo en una experiencia acogedora y relajante. Las navidades en Dinamarca no se han comercializado tanto como en otros sitios, por lo que se mantiene gran parte del encanto original de estas fiestas, pasando de generación en generación. Para terminar la jornada puedes asistir a conciertos de música coral interpretada en muchas iglesias de la capital o disfrutar del espectáculo de la obra maestra del ballet El Lago de los Cisnes en el Teatro Real.


dktivoli.jpg dktivolichino.jpg

 

dktivolicolumpio.jpg dkarboles2.jpg

Si quieres ver más información sobre este país pincha aquí .

dinamarca-mapa.png


 

 

 


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: