Polonia

6 11 2007

  LA NAVIDAD EN POLONIA 

La fiesta que ocupa el lugar más importante en la tradición polaca es la Navidad. Una atmósfera especial se crea en Noche Buena y con ese día están relacionadas la mayoría de las tradiciones, costumbres y creencias. La Navidad es una de las fiestas polacas más familiares. Un papel importantísimo en la creación de la atmósfera navideña cumple la decoración de la casa. 

NOCHEBUENA

En la antigua Polonia, la Navidad era el día que tenía que decidir sobre cómo sería todo el año. Había que pasar este día en concordancia, con tranquilidad y brindar de sí la mayor amabilidad. Como hoy día, desde el temprano amanecer se preparaba la cena de Nochebuena. Todas las tareas de casa se debían terminar antes de la caída del sol, antes de la cena de Nochebuena, que era y es hasta ahora, el momento más importante en las celebraciones navideñas. A la cena navideña, que tradicionalmente empieza con la aparición de la primera estrella, la precede una oración común y la lectura de un fragmento del Evangelio sobre el nacimiento del niño Jesús. Después, se divide una oblea, que es el pan sagrado, como gesto de conciliación, amor, amistad y paz. Esto está acompañado de deseos mutuos. Este gesto de conciliación y paz también lo realizan los creyentes ortodoxos, dividiéndose durante la cena navideña un pan ázimo
La cena navideña polaca se compone sólo de comidas de vigilia. Normalmente son 12 platos, porque esa es la cantidad de meses del año, o según otra interpretación, porque esa cantidad de apóstoles se fue con Jesús Cristo.
Pero raramente se cuenta escrupulosamente la cantidad de los platos. Cuanto más sean, más prosperidad habrá en el año entrante. Es necesario al menos degustar, todos los platos. Esta antigua tradición tiene origen en el respeto a los frutos de la tierra y sus comidas. Después de la cena, en muchas casas comienzan a cantar entre todos los villancicos. La Nochebuena termina con la participación a medianoche en la Misa de Gallo.
  

 Mesa antiguamente :El lugar principal del ritual de Nochebuena era la mesa en la cual se servía una solemne cena. Sobre la mesa se colocaba una serie de objetos-símbolos de la fertilidad, de la abundancia y del bienestar como el heno, la paja, las semillas de cereales, el pan y las monedas para que prestaran su poder y sus valores a los vegetales añadidos a los platos de Nochebuena, así como a los comensales. Se comían los platos preparados con productos del campo, de la huerta, del bosque y del agua, con excepción de la carne, puesto que el día de Nochebuena era obligatorio guardar la abstinencia. El menú de Nochebuena constaba de platos hechos a base de pescado, granos de cereales (pan, empanadillas, tallarines, fideos, sémola, una sopa llamada zur, hecha de harina de centeno mezclada con agua y fermentada, pasteles), hortalizas (col, guisantes, habas y remolacha), productos lácteos (la leche, la mantequilla y el requesón que se añaden a muchos platos), semillasde adormidera (que se añadían a pastas, pasteles y a la kutia, dulce muy popular en las zonas rurales de la Polonia oriental, preparado con granos de trigo cocidos, leche, miel y nueces), miel (ingrediente de pasteles y kutia; en algunas regiones se untaban con miel los trozos de oblea), nueces y manzanas que se comían al final de la cena. Se bebía la compota,hecha de todas las frutas cultivadas secas, y alcohol. La abundancia de platos sobre la mesa de Nochebuena era una manifestación de abundancia paradisíaca que se debía transmitir a la cosecha del año venidero. El ritual de Nochebuena (toda la familia reunida en torno a la mesa, un cubierto más y una hoja de oblea que los comensales parten entre sí en señal de reconciliación) se ha conservado vivo hasta hoy en toda Polonia. También se ha conservado la costumbre de colocar sobre la mesa un puñado de heno interpretado actualmente como conmemoración del nacimiento de Cristo en un pesebre. 

Mesa ahora:La actual cena de Noche Buena es bastante abundante y variada. Con frecuencia se toma una sopa de setas o una sopa de remolacha con ravioles (obligatoriamente con un relleno de setas), platos de vigilia con col (por ejemplo, col con setas o ravioles de col y setas), bolitas de pasta con semillas de amapola dulces, pasteles, frutas, nueces y otros dulces, así como compota de ciruelas secas, peras y manzanas. Pero el plato principal es de pescado. La cocina polaca es conocida por las diferentes variedades de preparar el pescado: sopas, ensalada de arenque, pescado con salsa de crema, pescado en gelatina, horneado, frito y cocido. Un plato tradicional es carpa o lucio con una salsa gris hecha de un poco de verduras, almendras, uvas pasas, especias y vino o cerveza. En la mesa navideña no pueden faltar pasteles y postres, sobre todo un pastel de semillas de amapola, un alajú de miel, y un postre de frutos secos con semillas de amapola dulces, servido con galletas de pastaflora. A la categoría de platos más viejos en Polonia, pertenece la llamada “kutia”, que está hecha de semillas de amapola y trigo rallado con miel. Su presencia en las mesas navideñas es una reliquia de los viejos ritos, que rinde homenaje a los muertos.   

NOCHEVIEJA

El último día del año viejo y el primero del nuevo se festejaban con gran solemnidad y alegría. El ritual de estos días, o sea las prácticas mágicas y la predicción del futuro, era muy parecido al ritual de Nochebuena. A este tiempo el pueblo le atribuía, como a cualquier momento de transición, un poder sobrenatural que favorecía a la realización de los objetivos que se querían conseguir con artes mágicas. Era el momentode hacer travesuras y bromas. En la madrugada del Año Nuevo los muchachos embadurnaban con alquitrán los cristales de las ventanas haciendo del día la noche, cerraban con clavos las puertas de las casas obligando a sus moradores a salir por la ventana o subían las herramientas de labranza y hasta los carros enteros a los tejados. El sentido de estosjuegos y bromas era destruir el viejo orden a través de la creación del caos y de la situación «al revés», condición sine qua non de la renovación del mundo para el año nuevo.

 

COSTUMBRES

SAN NICOLÁS

En Polonia se festeja el día de San Nicolás el 6 de diciembre, pero lo llaman “Mikolaja”. Algún pariente se disfraza con las barbas blancas y su típico traje rojo y visita las casas para dejar los regalos a los niños debajo de la almohada.

EL ÁRBOL 

Antiguamente: Las velas del árbol de Navidad se encendían en memoria de los parientes difuntos. La presencia de obleas y pastelitos de jengibre iba a garantizar la abundancia de pan y buenas cosechas, así como la fecundidad del ganado, o sea el bienestar y la riqueza. El huevo, símbolo de la vida que siempre renace y de la fecundidad, iba a reforzar las fuerzas vitales del hombre y de la naturaleza. Las manzanas y las nueces simbolizaban el crecimiento y la abundancia, siendo, a la vez, eficaces atributos de la magia amorosa, que tenían el poder de despertar simpatía y afecto en personas del sexo opuesto. 

En la actualidad: En la actualidad, los árboles de Navidad, tanto en la ciudad como en el campo, se adornan, sobre todo, con bolas de vidrio de color fabricadas en serie. Sin embargo, en muchas casas se pueden ver también árboles adornados con objetos hechos a mano de papel de color, trozos de paja, cascarón del huevo y oblea. En cierta época, el árbol de Navidad coexistía en la casa campesina con la cima del abeto colgada del techo. Con el paso del tiempo, la cima del abeto vivo fue sustituida por una estructura de paja, adornada con ramitas de abeto y pino, que dio origen a la «araña de Navidad» que se hacía de trozos de paja y papel de color. Accesorios rituales de las fiestas navideñas eran también coronas y ramitos de flores de papel con los que se adornaban los cuadros sagrados, calados de papel, que simbolizaban las fuerzas vitales, y cadenas de paja y papel que colgaban del techo en forma de guirnaldas. Los vivos colores de estos objetos evocaban el florecimiento primaveral de la naturaleza, y su presencia en la casa durante la Navidad iba a fortalecer las fuerzas vitales del mundo en el nuevo año. 

ADORNOS

En todas las casas reina un arbolito bien decorado, sin el que es difícil imaginarse la Navidad. Pero ésta es una de las tradiciones navideñas más jóvenes. Los primeros arbolitos aparecieron en Polonia en el siglo XIX, fundamentalmente en las ciudades, en las casas de alemanes y evangélicos de descendencia alemana. Poco a poco esta tradición se fue extendiendo a toda Polonia. Antes, las casas polacas se decoraban en las fiestas con ramas verdes de abetos o pinos. Se ponían en los marcos de cuadros sagrados, paredes, puertas de entrada y portillos, inclusive en las puertas de los graneros y establos.Las gavillas de trigo, el heno y las pajas fueron elementos navideños de la antigua Polonia. Esta costumbre es recordada hoy por un pequeño manojo de heno puesto sobre el mantel. Las pajas y el heno tenían que asegurar una buena cosecha y también recordar el pobre nacimiento del niño Jesús. En la actualidad, en muchas casas sobre el mantel se pone también dinero, y después de la cena navideña, en la cartera, una escama de pez o una espina, que tienen que garantizar prosperidad para el año entrante. En la mesa se preparan también unos cubiertos adicionales, que están reservados para un caminante errante. En la mesa también se coloca un plato vacío en homenaje a las personas cercanas que se han ido. 

AGUINALDO

En siglos pasados, estaba muy extendida en Polonia la costumbre de hacer rondas para pedir el aguinaldo de Navidad. Grupos de muchachos disfrazados, llamados kolednicy (de koleda que significa villancico), yendo de puerta en puerta, recorrían la aldea cantando villancicos y deseando a todos suerte y prosperidad, por lo cual recibían una propina en dinero o en especie. Con frecuencia, con ocasión de estas visitas ofrecían un corto espectáculo de carácter cómico o grotesco. Esta costumbre se ha conservado hasta hoy en algunas regiones de Polonia, sobre todo del sur y del este del país. En la cultura popular tradicional estas rondas tenían el carácter de práctica mágica que, mediante el comportamiento ritual de los kolcdnicy y el simbolismo de sus disfraces y accesorios que llevaban consigo, iba a garantizar el cumplimiento de los buenos deseos. En tiempos actuales se ha dejado de atribuir un significado ritual a esta costumbre que se ha convertido en una especie de teatro folklórico. La forma más antigua de cultivar esta costumbre es la ronda de mascarones animales: cabra, turon (animal parecido al bisonte), yegua, caballo, gallo o cigüeña que simbolizaban el sol, la nueva vida, la fertilidad y las fuerzas vitales. Para tener un mayor poder mágico, los mascarones iban acompañados de personajes que mediaban entre el hombre y el mundo sobrenatural.  Si quieres ver más información sobre este país pincha aquí.

EU location POL.png


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: