Portugal

5 11 2007

NAVIDAD EN PORTUGAL

NOCHEBUENA

En Portugal existen cientos de celebraciones de Navidad diferentes. Algunas de las más fértiles en leyendas y rituales las conmemoran las gentes norteñas, herederas de las antiguas tradiciones normandas inspiradas en valquirias y druidas. 

   

Las fiestas del centro y del sur del país obedecen en mayor medida a los ritos religiosos católicos: belenes, misas, adoraciones… El elemento que no falta en ningún rincón de la Navidad portuguesa es el fuego, símbolo del triunfo de la luz frente a las tinieblas.

HOGUERAS EN NOCHEBUENA
 

La quema de leña o de tocones de Navidad es una tradición de raíces remotas, que representa el triunfo de la luz sobre las tinieblas. Existe la creencia de que cuanto más grande es el tronco y más tiempo dura su incineración, mejor será la cosecha del Año Nuevo. Con diferentes rituales, en todas las regiones de Portugal arden tocones la noche de Nochebuena.

BACALAO COCIDO O PAVO BORRACHO PARA CENAR

La tradición portuguesa manda que en la cena de Nochebuena el protagonista sea el pavo. Un pavo que tradicionalmente se compraba días antes y que era engordado por las mismas manos que habían de cocinarlo. Era tradición también, aunque la costumbre ya sólo permanece en las zonas rurales, emborrachar al pavo para facilitar el momento del sacrificio y de paso disfrutar de una carne más jugosa en la mesa de Nochebuena.

En las regiones norteñas el plato de Nochebuena por excelencia es el bacalao cocido con patatas y huevos. El pulpo también es habitual en las comidas de estos días de fiesta, y los dulces como las torrijas, las «formigas» o la «aletria».La Nochevieja también tiene su cena especial, aunque las protagonistas de la velada son las 12 uvas pasas con las que se da la bienvenida al nuevo año, una pasa con cada campanada que da el reloj.
 

NOCHEVIEJA  

LA COCINA EN NOCHE VIEJA
La tradición portuguesa manda que en la cena de Nochebuena el protagonista sea el pavo. Un pavo que tradicionalmente se compraba días antes y que era engordado por las mismas manos que habían de cocinarlo. Era tradición también, aunque la costumbre ya sólo permanece en las zonas rurales, emborrachar al pavo para facilitar el momento del sacrificio y de paso disfrutar de una carne más jugosa en la mesa de Nochebuena.



En las regiones norteñas el plato de Nochebuena por excelencia es el bacalao cocido con patatas y huevos. El pulpo también es habitual en las comidas de estos días de fiesta, y los dulces como las torrijas, las «formigas» o la «aletria».La Nochevieja también tiene su cena especial, aunque las protagonistas de la velada son las 12 uvas pasas con las que se da la bienvenida al nuevo año, una pasa con cada campanada que da el reloj.año.

En la cena se sirve tradicionalmente bacalao, dado que en los días posteriores disfrutan de carne. En la sobremesa, la carta incluye el Bolo Rei (Roscón de Reyes), en forma de corona, relleno con frutas escarchadas, y los dulces fritos tradicionales. Las “filhozes”, los buñuelos y las torrijas son una delicia.

  

Casi a media noche, la misa del gallo llama a la comunión. En la iglesia, al igual que en casa, hay un lugar especial para el belén, la recreación del establo donde nació Jesús, una idea de San Francisco de Asís en el siglo XIII. Antes de Papá Noel era el Niño Jesús el que nos traía los regalos. En las regiones de Bragança, en Guarda o en Castelo Branco, después de la misa se quema un tronco, en una gran hoguera en el atrio de la iglesia. Sirve para que todos se acerquen al fuego por la noche a desear a los familiares y amigos una Feliz Navidad. Mientras come las 12 uvas (que allí son pasas), un deseo por mes, y bebe espumoso, hay fuegos artificiales que dan las doce campanadas de Año Nuevo. Los de Madeira son los más deslumbrantes, con un espectáculo de luz y color sobre toda la isla. Podrá verlos incluso desde el mar.Si aún está allí los primeros días del año y se ve sorprendido por grupos que cantan en las calles, son las “Janeiras”. Con estas canciones tradicionales se desea a la gente que pasa un Año lleno de suerte.
 

COSTUMBRES

LA MISA DEL GALLO DE TODA LA VIDA


La tradición cristiana de Portugal marca los festejos navideños.

Es costumbre asistir la noche de Nochebuena a la Misa del Gallo y cerrar esta celebración besando los pies de una figura del Niño Jesús. Terminados los oficios religiosos la gente sale a la calle para quemar el tocón de Navidad. 

MATANZA EN MADEIRA Y LAS AZORES


En Madeira la «lapinha» es la reina de las fiestas de Navidad. Se trata de una especie de belén que se recrea en una escalera de tres peldaños y que se decora con plantas de lenteja, trigo o centeno, con panes y con una tradicional lamparita de aceite.

  

Costumbre en Madeira y en las Azores sacrificar a un cerdo días antes de las fiestas navideñas para elaborar los suculentos platos de esos días y del resto del año. 

MARIONETAS EN OPORTO
Desde 1989 la Navidad de Oporto comparte protagonismo durante el mes de diciembre con el Festival Internacional de Marionetas, que aunque está destinado especialmente a un público adulto, organiza también paralelamente un circuito para las escuelas.

EL CHOCALHEIRO DE BEMPOSA
En la región norteña de Bemposa se siguen celebrando del 26 de diciembre al 1 de enero los «días del cencerro». Se trata de una tradición que consiste en subastar una máscara que otorga al licitante que puja más alto el mandato del cencerro, que le permite salir a medianoche a pedir limosna de casa en casa para la iglesia, aunque además se suele aprovechar la licencia para dar rienda suelta a otros actos menos benévolos como perseguir a las mujeres del pueblo.

LA MÚSICA QUE NO FALTE
Además de luces, adornos navideños y felicitaciones, la Navidad lisboeta no se priva de disfrutar de buena música.

Los días 19 y 20 la orquesta Gulbenkian interpretará en el auditorio grande de la fundación que lleva su nombre piezas de Bach y Mozart.

PAPA NOÉL EN EL BELÉN
A pesar de ser un país de profunda tradición católica a los niños portugueses no les traen los regalos los Reyes Magos, sino «Pai Natal» (Papá Noel) la noche de Nochebuena. Eso sí, «Pai Natal» deja los regalos junto al portal de Belén, porque las tradicionales figuritas y los portales vivientes que representan escenas del nacimiento y la vida de Jesús proliferan por todos los rincones de Portugal en estas fechas.

LAS CRUCES DE HARINA DE BENQUERENÇA
 

En Benquerença en( la región de Castelo Branco), donde no se celebra la Misa del Gallo, las muchachas y muchachos recorren las calles con platos de harina dibujando cruces blancas en las puertas de las casas. Cuenta la tradición a propósito de esta costumbre que uno de los soldados de Herodes, mientras buscaba a Jesús por las calles de Belén, dio con la puerta trasera del lugar donde se ocultaba la Virgen María con el Niño Jesús y la marcó con harina antes de ir a buscar ayuda. Cuando volvió con el resto de la soldadesca descubrió espantado que todas las puertas de la calle estaban marcadas con la misma señal. 

Si quieres ver más información sobre este país pincha aquí.

Location Portugal EU Europe.png


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: