Austria

26 12 2007

LA NAVIDAD EN AUSTRIA

Espiritual y musical, la Navidad austriaca prolonga durante cinco semanas las celebraciones que conmemoran el nacimiento del Niño Jesús. La madera, la nieve, el olor a ponche y el vals transforman en un cuento el país alpino durante estos días de invierno.La Navidad empieza en Austria con el Adviento, cuatro semanas antes del 25 de Diciembre, donde los mercadillos son los protagonistas. En ellos se venden bolas de colores, brillantes, estrellas de paja y todo lo necesario para adornar el árbol.
El Ayuntamiento de Viena prepara multitud de talleres para estas fechas. En las casas cuatro semanas antes se pone una corona con cuatro velas y se va encendiendo una cada semana. Los regalos se le piden al Niño Jesús que viene el día 24, deja los regalos en el árbol y se marcha.
El plato típico que se tomaba antiguamente (ahora no tanto) era la carpa, ahora casi todo el mundo toma pavo, de postre galletas, manzanas y muchos dulces.
En la noche de fin de año se toma el champagne en la Plaza de la Catedral de Viena, con música de vals que suena por toda las calles.
 

COSTUMBRES

EL NIÑO JESÚS


En Austria los regalos de Navidad no los trae Santa Claus, sino un niño rechoncho de rubios cabellos rizados, el Niño Jesús, que baja del cielo con su banda de ángeles cada Nochebuena para traer concordia, amor y algunos regalitos a los niños y mayores que se han portado bien.
 El Espíritu de la Navidad y otros muchos nombres hacen alusión a una leyenda común importada. La tradición del espíritu de la Navidad es de origen nórdico, pero muy influyente también en las celebraciones latinas. Niños, jóvenes y adultos realizan diferentes  ritos antes del 21 de diciembre, con el objeto de dar gracias por las bendiciones que han recibido a lo largo del año y también para pedir nuevos deseos.
¿Por qué esta fecha es la que recibe el espíritu de la Navidad? Esta es  la noche más larga del año y se convierte en uno de los días más especiales, no sólo por este motivo, sino también porque se celebra el solsticio de invierno, instante en el que la tierra se encuentra más distante del Sol. En estos solsticios se reciben bendiciones especiales y es por ello que debemos estar atentos para invocarlas y recibirlas; una de estas bendiciones va dirigida directamente a los hombres de buena voluntad y ha sido denominado como el Espíritu de la Navidad; el viejo pascual, como lo conocían anteriormente, tiene el encargo de traer a los hombres felicidad, prosperidad, alegría y regocijo.

 ADORNOS EN  AUSTRIA

Adornos para todos
Viena empieza a preparar sus fiestas con tiempo, por eso días antes de la Nochebuena se organizan talleres para que los niños hagan con sus propias manos los adornos que colgarán de sus árboles de Navidad.

Mercadillos
El ponche, las castañas asadas, el azúcar y los adornos navideños han hecho de los mercadillos navideños austriacos (abiertos hasta Nochebuena) unos de los más famosos de Europa. El más tradicional se levanta ante el Ayuntamiento de Viena,

 

presidido por un abeto gigantesco que cada año llega de un rincón distinto del país. En Salzburgo, el 21 de noviembre se inaugura el de más solera de la ciudad, en la Plaza de la Catedral. En Innsbruck la artesanía tirolesa es la protagonista, del 22 de noviembre al 27 de diciembre, con objetos de madera, vidrio, velas… fiestas navideñas ahí. La ciudad se viste de gala para esta ocasión; estrellas, grupos de luces y otros motivos navideños adornan las fachadas e iluminan casas y tejados, ¡Es realmente hermoso! Como en muchas ciudades, también se abren los “Mercadillos de Navidad” donde se venden muchas artesanías navideñas y regalos. Una tradición prenavideña es la asistencia a funciones musicales de Adviento en la Opera de Graz, usualmente en estas funciones se presentan obras literarias, y cantos navideños.la unión familiar que existe en estas fiestas, en la casa donde me aloje llegaron todos los familiares cercanos a pasar la Noche Buena. Todos, grandes y chicos, cantaban tradicionales villancicos, el más ovacionado era “Noche de Paz” por ser originario de Oberndorf, un pueblo cerca de Salzburgo. El día de Navidad los niños jugaban alegremente en el jardín mientras los demás compartían historias y experiencias pasadas en todo el año. Otra tradición ahí es entregar un regalo a cada miembro de la familia, todos estos son colocados al pie del inmenso árbol Navideño adornado con luces y bolas de colores. Los más ilusionados, los niños, eran los primeros en abrirlos iluminando sus rostros con una sonrisa cada vez que rompían el papel de regalo.«Noche de Paz», el villancico más famoso del mundo
de Salzburgo, fue el pueblo en el que se estrenó el más célebre de los villancicos, obra del párroco Joseph Mohr. Allí encontramos en su honor el Museo Noche de Paz y una capilla. Otros lugares del país también rinden homenaje a Mohr, como Arnsdorf, Hallein, Wagrain y Salzburgo, donde se puede disfrutar de la canción original en la Misa del Gallo.

AÑO NUEVO

 Vals en la calle para despedir el año Mientras las campanas de la catedral de Viena tañen los últimos toques del año miles de personas bailan el vals en plena calle. Las orquestas, las casetas de vino caliente y champán y la música son los mejores antídotos contra el frío en esta noche tan especial. Los que prefieran un ambiente más sofisticado pueden optar por el famoso Baile del Emperador, en el Palacio Imperial de Viena. Y para empezar el año con buen pie, nada mejor que el alegre ritmo del Concierto de Año Nuevo de Viena (reservando con mucha antelación, por supuesto). 
Salzburgo y Mozart
La ciudad vuelve a la época de Wolfgang Amadeus Mozart para recordar al célebre compositor.

 vals

<<The Mozart Dinner Concert», que se celebra durante varias semanas hasta la Nochebuena. Se trata de una ocasión única para degustar recetas de los siglos XVII y XVIII al son de «Don Giovanni» o «La flauta mágica».Sobre patines
Las ciudades austriacas se llenan de patinadores durante estas fechas. El parque Volksgarten, en Salzburgo, cuenta con dos pistas artificiales de patinaje, una de las cuales, cubierta, mide 1.800 metros cuadrados. Permanecerán abiertas hasta mediados de marzo, incluso por la noche. La «Mozart-Eis», junto a su estatua y con mercadillo incluido, llenará de deportistas hasta principios de año el casco histórico. Innsbruck no se ha olvidado de los más pequeños; en el mercadillo navideño de Landhausplatz tienen su espacio helado hasta la víspera de Nochebuena.  

PARA LA CENA

¿Trucha o pavo?
El plato más típico de la mesa de Nochebuena austriaca ha sido tradicionalmente la trucha, pero en los últimos años, el pavo ha desbancado al pescado.

El cierre dulce de la cena suele estar hecho con chocolate (en las mesas más privilegiadas no falta la«Sachertorte», la famosa tarta del hotel vienés Sacher). También son muy típicas en Austria por esta fechas unas galletitas llamadas «Weihnachtsbaeckerei» , que con frecuencia hacen las veces de adorno para el árbol de Navidad y son cocinadas por los niños

 PAVO RELLENO
Ingredientes:

1 pavo de 9 kg. Pedir le al carnicero que os quite el cuello pero que deje la piel y que también os deje la tripa
2 tazas de aceite (500 ml.)
1 taza cognac o Jerez viejo (para bañar el pavo)
2 tazas de vino para aliño
Sal
Sal de ajo
Pimienta
1 cebolla mediana
1 cabeza de ajos
Para el relleno:
1/2 barra de pan de la víspera cortada en cuadrito1 cebolla mediana picada
1 o 2 chorizos cantimpalo cortado en cuadros
Un buen trozo de jamón serrano, 250 gr. (cortado en cuadros)
1 lata de aceitunas (no rellenas) cortadas.
4 huevos duros
1/2 taza Jerez.

Preparación:
Enjuaga el pavo por dentro y déjalo escurrir. Sazónalo por dentro y por fuera.
Refriega el vino con la mano por dentro y por fuera.
Repítelo cada poco. Mientras, prepara el relleno friendo el pan, saca y rocía con el Jerez.


Fríe la cebolla hasta que esté dorada y mezcla con el pan.
Rehoga un poco el chorizo y el jamón y añade a la mezcla del pan.
Pica los huevos en pedazos pequeños y añade junto con las aceitunas a la mezcla de pan.
Rellena el pavo y cóselo.
Por la parte del cuello también se rellena (para dar buena forma) y se cose cerrándolo con la piel del cuello.
Se pone en una pavera.
Se rocía con el aceite y se pone a fuego un poco fuerte para ir dorándolo poco a poco.
Si puedes le das la vuelta, para que no se pegue la pechuga ponle un poco de papel de aluminio.
Cuando esté dorado se pone derecho (con la pechuga hacia arriba) se pica una cebolla mediana y se pone en el aceite.
Cuando pase 1/2 h. más o menos se pasa por la batidora el ajo, el perejil y un poquito de vino.
Lo trituras y le añades el resto del vino.
Echa esta mezcla por encima del pavo.
Si está muy dorado tápalo con papel de aluminio, pero déjalo un poco abierto para que no se cueza.
Se va rociando de vez en cuando con el jugo. Déjalo 1/2 hora por cada 1/2 kilo.
Cuando esté hecho pásalo a una bandeja de servir.
Pasa la salsa por un colador y cuando esté fría quítale un poco de grasa.
Puedes inyectarle un poco de mantequilla a la pechuga para que quede mas jugosa.
 

Si quieres ver más información sobre este país pincha aquí.

Location Austria EU Europe.png








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.