Alemania

27 12 2007

LA NAVIDAD EN ALEMANIA

NOCHEBUENA
En Alemania la Navidad se celebra el 24, 25 y 26 de diciembre. Se adorna la casa con motivos navideños como, árboles, pirámides, angelitos y estrellas de papel o paja.
La comida típica de navidad es cordero, pato, pescado, salchichas o ensalada de papas o de fideos. Después de la comida, se colocan los regalos debajo del árbol.

 

También es una costumbre que todos los miembros de la familia reciban un plato lleno de dulces y frutas; la familia canta canciones de navidad como la conocida “Heilige Nacht, Stille Nacht” (Noche de Paz.) y a medianoche la gente va a misa. Son los hechos u obras que se transmiten de una generación a otra de forma oral o escrita. La palabra tradición viene del latín “traidito” que viene del verbo “tradere” que significa entregar. Se podría decir que tradición es lo que nuestros antepasados nos han entregado.En el caso de la Navidad, lo más importante de las tradiciones y costumbres no es sólo el aspecto exterior sino su significado interior. Se debe conocer por qué y para qué se llevan a cabo las tradiciones y costumbres para así poder vivirlas intensamente. Este es un modo de evangelizar.Existen muchas tradiciones y costumbres tanto del Adviento como de la Navidad, las cuales nos ayudan a vivir el espíritu navideño sin embargo, debemos recordar que este espíritu se encuentra en la meditación del misterio que se celebra.
El 25 y el 26 se visitan a los parientes y se sirven los mismos platos del 24 de diciembre. 

GANSO, CARPAS Y SALCHICHAS

Desde que comienzan a surgir los mercadillos en todas las ciudades alemanas, también se empiezan a degustar las bebidas y platos típicos navideños. En los puestos es bastante habitual que se vendan salchichas asadas, tortitas y dulces que se acompañan con vino caliente con especias (glühwein) y ponche.


La cena de Nochebuena suele ser ligera y, por ejemplo , en Baviera lo más común es comer salchichas blancas y ensalada de patatas. En la comida de Navidad está de moda la carpa , especialmente en el norte de Alemania. En cambio, en las ciudades del sur es más habitual que se coma ganso. O
asado con repollo, manzanas rellenas con mermelada y albóndigas de patatas. Y para ayudar a la digestión, no puede faltar una copita de aguardiente de cerezas (kirsch).
También los dulces son fundamentales en la gastronomía navideña alemana. La pasta dulce y el pan de Navidad (christstollen) se pueden comprar en cualquier mercadillo. no. Papá Noel en persona da la bienvenida a este mercadillo en el que los niños tienen la oportunidad de cocinar las galletas de Navidad y de hacer con sus propias manos velas y todo tipo de adornos navideños. Además, Papá Noel llega en un tren cargado de regalos. 

  

RECETAS

Christstollen (para 2 porciones) 


Primer paso:
Ingredientes:
200 g almendras cuadraditas
200 g nueces cuadraditos
240 g leche tibia
360 g harina de trigo
110 g polvos de hornear
 

Preparación:
Añada las almendras y los nueces a la leche y déjelo 15 minutos.
Amase los ingredientes restantes, cubra la masa con una tela y déjela 20 minutos.

Segundo paso:
Ingredientes:
450 g harina de trigo
300 g mantequilla
100 g miel
15 g sal
8 – 10 g condimentos ( según el gusto: anís, clavos de olor, canela, culantro)
5 yemas
1 cáscara rallada del limón5 yemas
1 cáscara rallada del limón

Preparación:
Amase todos los ingredientes y añada la masa del primer paso. Amase toda esa masa. Déjela 10 minutos y después añada los nueces y las almendras. Corte la masa en dos partes iguales y aplaste y extienda la masa. Repítalo 2 veces para que la superficie de la masa tenga tensión. póngala al bandeja del horno que está untada. Una vez lista póngala al horno aproximadamente 60 minutos (190 grados). Después unte el “Stollen” y esparza el azúcar por eso. El día siguiente esparza el azúcar en polvo por todo.
 

Vino caliente


Igredientes:
1 l vino tinto seco
1 limón
2 palitos de canela
3 clavos de olor
3 cucharas de azúcar
Preparación:
Caliente el vino tinto y corte el limón en rodajas. Añada el limón junto con su cáscara y los otros ingredientes al vino tinto y caliéntelo. 5 minutos. Después espere una hora para que repose.
Antes de servir caliente otra vez y pase por el colador. 
 

NOCHEVIEJA

Los alemanes despiden el año viejo brindando en honor a
San Silvestre, y reciben el año nuevo con petardos y fuegos artificiales que pretenden ahuyentar a los malos espíritus. Cuenta la tradición que es
costumbre dejar en el plato,

 
hasta después de la medianoche, algunos restos de lo que se haya cenado, como una forma de asegurarse una despensa bien surtida durante el año siguiente.

 COSTUMBRES

ADVIENTO
Antes de Navidad, los alemanes hacen una corona de Adviento que consta de ramas de pino verde y cuatro velas. En cada uno de los cuatro domingos antes de Navidad, se enciende una vela.El domingo siguiente se enciende una vela más. El Adviento es el tiempo antes de Navidad que dura más o menos cinco semanas.
 

Durante ese tiempo, hay muchos mercados donde se pueden comer salchichas o comidas dulces y tomar vino caliente. Los artesanos ofrecen allí sus productos, tales como adornos para navidad y productos de madera como juguetes e imágenes religiosas. Se preparan galletas de varios tipos que sólo se comen durante este tiempo. En Alemania es también muy común el “Stollen” (pan dulce con pasas y azúcar en polvo).

LOS MERCADILLOS QUE NO FALTEN

La Navidad comienzan en Alemania el 1 de diciembre, cuando hacen su aparición los omnipresentes mercadillos típicos de estas fiestas.

 Estos puestos de madera venden toda clase de artículos navideños, pero los más apreciados son los adornos para el árbol, las velas de artesanía y los tapetes de encaje. 

EL CALENDARIO

Al fijarse esta fecha, quedaron también fijadas la de la Circuncisión y de la Presentación la de la Expectación y, quizás, la de la Anunciación de la Santísima Virgen María también la del Nacimiento y Concepción del Bautista.

Hasta el siglo décimo la Navidad era considerada, en los documentos pontificios, el inicio del año eclesiástico, como se sigue haciendo en las Bulas Bonifacio VIII (1294-1303) restauró temporalmente esta costumbre, la cual Alemania sostuvo durante algún tiempo más.

LAS TRES MISAS

Las tres misas que señalan para esta fecha el Misal de Gelasino y el Gregoriano, y éstas con un martirologio especial y sublime, y con la dispensa, si fuera necesaria, de la abstinencia, todavía hoy son guardadas.

  

 Si bien Roma señala sólo tres Misas para la Navidad, Ildefonso, un Obispo español en el 845, alude a una triple Misa en Navidad: Pascua, Pentecostés, y la Transfiguración. Estas Misas, de medianoche, al alba, e in die, están místicamente relacionadas con la distribución judía y cristiana, o al triple “nacimiento” de Cristo: en la Eternidad, en el Tiempo, y en el Alma. Los colores litúrgicos variaban: negro, blanco, rojo y el Gloria era sólo entonado al principio de la primera Misa de ese día.

LOS PESEBRES, BELENES Y NACIMIENTOS

En el año 1223 San Francisco de Asís dio origen a los pesebres o nacimientos que actualmente conocemos, popularizando entre los laicos una costumbre que hasta ese momento era del clero, haciéndola extra-litúrgica y popular

.

 La presencia del buey y del burro se debe a una errónea interpretación de Isaías 1, 3 y de Habacuc 3, 2 (versión “Itala”), aunque aparecen en el magnífico “Pesebre” del siglo cuarto, descubierto en las catacumbas de San Sebastián en el año 1877.

LOS HIMNOS Y VILLANCICOS

Los primeros villancicos que n fueron compuestos por los evangelizadores en el siglo V con la finalidad de llevar la Buena Nueva a los aldeanos y campesinos que no sabían leer. Sus letras hablaban en lenguaje popular sobre el misterio de la encarnación y estaban inspirados en la liturgia de la Navidad.

 

Se llamaban “villanus” al aldeano y con el tiempo el nombre cambió a “villancicos”. Éstos hablan en un tono sensible e ingenioso de los sentimientos de la Virgen María y de los pastores ante el Nacimiento de Cristo. En el siglo XIII se extienden por todo el mundo junto con los nacimientos de San Francisco de Asís.
El famoso “Stabat Mater Speciosa” es atribuido a Jacopone Todi (1230-1306) “Adeste Fideles” data del siglo decimoséptimo. Pero, estos aires populares, e incluso palabras, deben de haber existido desde mucho tiempo antes de que fueran puesto por escrito.Los villancicos favorecen la participación en la liturgia de Adviento y de Navidad. Cantar villancicos es un modo de demostrar nuestra alegría y gratitud a Jesús y escucharlos durante el Adviento ayuda a la preparación del corazón para el acontecimiento de la Navidad.  

LAS TERJETAS NAVIDEÑAS

La costumbre de enviar mensajes navideños se originó en las escuelas inglesas, donde se pedía a los estudiantes que escribieran algo que tuviera que ver con la temporada navideña antes de salir de vacaciones de invierno y lo enviaran por correo a su casa, con la finalidad de que enviaran a sus padres un mensaje de Navidad. En 1843, W.E. Dobson y Sir Henry Cole hicieron las primeras tarjetas de Navidad impresas, con la única intención de poner al alcance del pueblo inglés las obras de arte que representaban al Nacimiento de Jesús. 

 
En 1860, Thomas Nast, creador de la imagen de Santa Claus, organizó la primera venta masiva de tarjetas de Navidad en las que aparecía impresa la frase “Feliz Navidad”. 

EL ÁRBOL DE NAVIDAD

Loas antiguos romanos creían que el mundo y todos los astros estaban sostenidos pendiendo de las ramas de un árbol gigantesco llamado el “divino Idrasil” o el “dios Odín”, al que le rendían culto cada año, en el solsticio de invierno, cuando suponían que se renovaba la vida. La celebración de ese día consistía en adornar un árbol de encino con antorchas que representaban a las estrellas, la luna y el sol. En torno a este árbol bailaban y cantaban adorando a su dios. Cuentan que San Bonifacio, evangelizador de Alemania, derribó el árbol que representaba al dios Odín, y en el mismo lugar plantó un pino, símbolo del amor perenne de Dios y lo adornó con manzanas y velas, dándole un simbolismo cristiano: las manzanas representaban las tentaciones, el pecado original y los pecados de los hombres las velas representaban a Cristo, la luz del mundo y la gracia que reciben los hombres que aceptan a Jesús como Salvador. Esta costumbre se difundió por toda Europa en la Edad Media y con las conquistas y migraciones llegó a América. Poco a poco, la tradición fue evolucionando: se cambiaron las manzanas por esferas y las velas por focos que representan la alegría y la luz que Jesucristo trajo al mundo.

Las esferas actualmente simbolizan las oraciones que hacemos durante el periodo de Adviento. Las esferas azules son oraciones de arrepentimiento, las plateadas de agradecimiento, las doradas de alabanza y las rojas de petición. Se acostumbra poner una estrella en la punta del pino que representa la fe que debe guiar nuestras vidas. También se suelen poner adornos de diversas figuras en el árbol de Navidad. Éstos representan las buenas acciones y sacrificios, los “regalos” que le daremos a Jesús en la Navidad.Para aprovechar la tradición: Adornar el árbol de Navidad a lo largo de todo el adviento, explicando a los niños el simbolismo. Los niños elaborarán sus propias esferas (24 a 28 dependiendo de los días que tenga el Adviento) con una oración o un propósito en cada una, y conforme pasen los días las irán colgando en el árbol de Navidad hasta el día del nacimiento de Jesús.  

SANTA CLAUS O NICOLÁS ¡ CUIDADO CON KENECHT RUPRECHT!
La noche del 5 de diciembre Santa Claus y su ayudante Knecht Ruprecht. visitan las casas para evaluar el comportamiento de los niños. A aquellos que se han portado bien durante todo el año, Santa les regala dulces, nueces y manzanas, mientras que Knecht Ruprecht se encarga de castigar a los que han sido malos. La imagen de Santa Claus, viejecito regordete y sonriente que trae regalos a los niños buenos el día de Navidad tuvo su origen en la historia de San Nicolás.Existen varias leyendas que hablan acerca de la vida de este santo: En cierta ocasión, el jefe de la guardia romana de aquella época, llamado Marco, quería vender como esclavo a un niño muy pequeño llamado Adrián y Nicolás se lo impidió. En otra ocasión, Marco quería apoderarse de unas jovencitas si su padre no le pagaba una deuda. Nicolás se enteró del problema y decidió ayudarlas. Tomó tres sacos llenos de oro y en la Noche de Navidad, en plena oscuridad, llegó hasta la casa y arrojó los sacos por la chimenea, salvando así a las muchachas.Marco, quien quería acabar con la fe cristiana, mandó quemar todas las iglesias y encarcelar a todos los cristianos que no quisieran renegar de su fe. Así fue como Nicolás fue capturado y encarcelado. Cuando el emperador Constantino se convirtió y mando liberar a todos los cristianos, Nicolás había envejecido. Cuando salió de la cárcel, tenía la barba crecida y blanca y llevaba sus ropajes rojos que lo distinguían como obispo sin embargo, los largos años de cárcel no lograron quitarle su bondad y su buen humor. 

 

Los cristianos de Alemania tomaron la historia de los tres sacos de oro echados por la chimenea el día de Navidad y la imagen de Nicolás al salir de la cárcel, para entretejer la historia de Santa Claus, viejecito sonriente vestido de rojo, que entra por la chimenea el día de Navidad para dejar regalos a los niños buenos.El Nombre de Santa Claus viene de la evolución paulatina del nombre de San Nicolás: St. Nicklauss, St, Nick, St. Klauss, Santa Claus, Santa Clos. No obstante, el ejemplo de San Nicolás nos enseña a ser generosos, a dar a los que no tienen y a hacerlo con discreción, con un profundo amor al prójimo. Nos enseña además, a estar pendiente de las necesidades de los demás, a salir de nuestro egoísmo, a ser generosos no sólo con nuestras cosas sino también con nuestra persona y nuestro tiempo.En este sentido, la Navidad es un tiempo propicio para imitar a San Nicolás en sus virtudes. 

FROHLICHE WEIHNACHTEN!
Alemania es el país que, según se cuenta, vio nacer el árbol de Navidad allá por el siglo VIII y como no podía ser de otra manera, los abetos adornados conquistan plazas y hogares en todas las ciudades durante el mes de diciembre.

LA CAMPANILLA DE LOS REGALOS

Después de la cena de Nochebuena, los niños esperan impacientes el momento de abrir sus regalos. Cuando suena la campanilla -que está colocada detrás de la puerta cerrada del salón- los chavales salen escopetados. Debajo del árbol se encuentran sus presentes, pero sólo podrán desempaquetarlos cuando terminen de cantar «Stille Nacht, heilige Nacht» (Noche de paz).
 

DULCE ESPERA DE ADVIENTO
Para que a los niños se les haga más corta la espera de la Navidad, se les regala un calendario de Adviento compuesto de una serie de puertecitas.

Cada día hay que abrir una de las puertas hasta llegar a la del 24 de diciembre. Detrás de ella se encuentra el Niño Jesús. EL JALEO DE SAN SILVESTRE
Los alemanes honran en la última noche del año a San Silvestre y se entregan a la bebida, a los castillos de fuego y a predecirse el futuro unos a otros.

  

Las primeras horas del Año Nuevo se reciben con el estruendo de los petardos para ahuyentar a los espíritus malignos.  

SCHILYTACH Y LA ÚLTIMA CABALGATA

Aún más curiosa es una tradición centenaria que se celebra en Schiltach, un pequeño pueblo de la Selva Negra. Después de la última misa del año, sus habitantes van a casa para coger una linterna vieja y un libro de notas escrito a mano. A las 8:15 horas suena la campaña de la iglesia y comienza una cabalgata que no finaliza hasta que una pareja de recién casados toca de nuevo la campana.

EN BUSCA DE LOS REYES MAGOSAunque el día 5 de enero muchos países del mundo esperan impacientes la llegada de los Reyes Magos, es posible salir en su busca. 

 

Durante todo el año a la catedral de Colonia llega gente de todo el mundo en busca de los Reyes Magos, ya que en esta catedral gótica reposan desde el siglo XII los restos de los tres sabios de Oriente. 

POEMA DE NAVIDAD

Vom Walde komm’ ich her;
Ich muss euch sagen, es weihnachtet sehr!
Allüberall auf den Tannenspitzen
Sah ich goldene Lichtlein sitzen;
Und droben aus dem Himmelstor
Sah mit großen Augen das Christkind hervor,
Und wie ich so strolcht’ durch den finstern Tann,
Da rief’s mich mit heller Stimme an:
“Knecht Ruprecht”, rief es, “alter Gesell,
Hebe die Beine und spute dich schnell!
Die Kerzen fangen zu brennen an,
Das Himmelstor ist aufgetan,
Alt’ und Junge sollen nun
Von der Jagd des Lebens einmal ruhn;
Und morgen flieg’ ich hinab zur Erden,
Denn es soll wieder Weihnachten werden!”
Ich sprach: “O lieber Herr Christ,
Meine Reise fast zu Ende ist;
Ich soll nur noch in diese Stadt,
Wo’s eitel gute Kinder hat.” -
“Hast denn das Säcklein auch bei dir?”
Ich sprach: “Das Säcklein, das ist hier;
Denn Äpfel, Nuss und Mandelkern
Essen fromme Kinder gern.” -
“Hast denn die Rute auch bei dir?”
Ich sprach: “Die Rute, die ist hier;
Doch für die Kinder nur, die schlechten,
Die trifft sie auf den Teil, den rechten.”
Christkindlein sprach: “So ist es recht;
So geh mit Gott, mein treuer Knecht!”
Von drauß vom Walde komm’ ich her;
Ich muß euch sagen, es weihnachtet sehr!
Nun sprecht, wie ich’s hierinnen find’!0

Si quieres ver más información sobre este país pincha aquí.

Location Germany EU Europe.png








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.